Las actividades intelectuales en una residencia

actividades intelectuales

Las actividades intelectuales en una residencia

Para las personas mayores es altamente recomendable realizar actividades intelectuales. Son varias las ventajas y esta cuestión hay que modularla en función de las características de cada individuo. Damos más detalles.

Actividades intelectuales para personas en perfecto estado cognitivo

Como principio general, hay que indicar que una actividad intelectual es positiva para el desarrollo personal. Eso sí, lo conveniente es que los niveles de estrés que genera no sean difíciles de manejar.

Lo importante es realizar un actividad que sirva para estimular las neuronas. Las posibilidades que hay son varias, porque puede ser que optes por unos estudios reglados, juegos de mesa o, simplemente, por fomentar la lectura. El consejo es que optes por aquella actividad intelectual que cumpla con su cometido sin que te resulte pesada. Esta es la garantía de una cierta continuidad en el tiempo; a la larga, notarás la diferencia.

En el caso de personas que tengan las facultades cognitivas en perfecto estado, no es necesario pautar ningún tratamiento ni supervisión.

Actividades intelectuales en las personas con problemas cognitivos

Cuando hay un problema cognitivo, las actividades de estimulación cerebral tienen que estar dirigidas. Para ello, lo recomendable es contar con el concurso de un psicólogo, animador cultural o terapeuta ocupacional.

El motivo es simple: hay que realizar el tipo de ejercicio que sirva para estimular una parte concreta del cerebro. De esta forma, se conseguirá el objetivo deseado. En algunos casos, se trata de recuperar movilidad mientras que en otros se intentará retrasar el deterioro cognitivo.

En definitiva, es fundamental que el profesional nos asesore acerca de lo que necesitamos. De esta forma, será mucho más sencillo tomar una decisión de futuro y monitorizar el proceso.

Cómo te puede ayudar una residencia de la Tercera Edad

Las actividades intelectuales de rehabilitación o estimulación cognitiva tienen que realizarse allí donde haya personal cualificado. Eso es, precisamente, lo que estamos en disposición de ofrecer en Palau de Can Sunyer.

Somos conscientes de la necesidad de marcar la diferencia. Por este motivo, damos prioridad absoluta a la vertiente asistencial. Contamos con un elenco de profesionales que pueden dar respuesta a cualquier situación que requiera estimulación cognitiva. 

Otro aspecto a destacar es que estos planes se realizan de oficio en personas dependientes. Disponemos de un equipo de médicos que revisan con frecuencia el estado de los residentes. De esta forma, se puede dar una respuesta puntual a las necesidades de cada persona con garantías.

Conclusión

En el siglo XXI es normal que te plantees la posibilidad de ir a una residencia para disponer de todos los servicios sin necesidad de realizar grandes desplazamientos. Además, también es de agradecer que se ofrezcan varias opciones de residencia y que el entorno natural sea agradable.

Si necesitas ir a una residencia de la Tercera Edad donde estimular tu actividad mental y tener una vida reposada, en Palau de Can Sunyer te podemos ayudar. Puedes contactarnos si necesitas tú los servicios o si son para un ser querido. Estamos convencidos de que te podemos ayudar aportando todas las garantías necesarias.

Artículos Relacionados