Beneficios de ser atendido en una residencia de ancianos en Olesa

Beneficios de ser atendido en una residencia de ancianos en Olesa

En muchas ocasiones, los familiares que se ven en la necesidad de llevar a sus mayores a una residencia de ancianos se sienten culpables. Las ideas que acompañan a esta emoción suelen estar relacionadas con el abandono. O con no hacer todo lo necesario. Hay familias que creen que, si se esforzaran, podrían hacer algo más.

Sin embargo, ser atendido en una residencia de ancianos en Olesa tiene una gran cantidad de beneficios, como la reducción del estrés familiar que supone no poder ofrecer una atención profesional al anciano en casa. Este tipo de ansiedad por perfeccionismo ha acabado con gran número de familias.

Enumeramos a continuación los beneficios de ser atendido en una residencia de ancianos en Olesa.

Sociabilización

Existen diversos estudios sobre envejecimiento activo que muestran que un 60% de las personas mayores que vive en sus casas y tienen problemas de movilidad tienden a no salir. Se trata de personas que superan los 85 años que se recluyen voluntariamente. Esto suele derivar en problemas de salud mental.

Sin embargo, las residencias de mayores favorecen la sociabilización. Los residentes se relacionan con otras personas, juegan a juegos de mesa o pasean. Su calidad de vida, en definitiva, mejora.

Estimulación cerebral

Ser atendido en una residencia de ancianos en Olesa asegura que el residente estará siempre controlado por un equipo de profesionales. Educadores sociales y psicólogos organizarán actividades que mantengan en funcionamiento las mentes de los residentes.

Algunas de estas actividades son además muy sociales, como aprender los nombres de otros residentes o asistir a clases de gimnasia en grupo.

Dieta equilibrada

Cuando un anciano se queda en casa su alimentación puede resentirse. Si vive solo quizá deje de cocinar. Si está con la familia, quizás no come los alimentos más adecuados para cuidar su salud,  porque el ritmo de vida de hoy en día, no nos permite atender a las necesidades alimentarias de todos los miembros de la familia. Ser atendido en una residencia de ancianos en Olesa garantiza una alimentación equilibrada, sana y adecuada para cada residente, según sus necesidades particulares.

Mejorar la salud

La salud de los ancianos a menudo es la menos considerada. Ellos tienen sus achaques y, cuando más tiempo pasa, peor se encuentran. En algunos casos hasta se habla de mala salud de hierro. Pero el hecho es que más de un 40% de las altas en hospitales en nuestro país corresponden a ancianos, sin estar realmente curados al cien por cien. Esto a veces, provoca que vuelvan a sus casas con las mismas dolencias que antes. Por ello, estar atendido en una residencia de ancianos en Olesa es sinónimo de atención médica permanente.

Nuestros servicios médicos no solo exploran a los residentes, sino que cuidan de que tomen su medicación.

Conclusión sobre los beneficios de ser atendido en una residencia de ancianos en Olesa

El hecho es que el amor familiar no sustituye, en muchas ocasiones, a la experiencia médica. Tampoco es capaz de sustituir a una vida social activa con personas de la misma edad, que se entienden y se ayudan. El control de la dieta y de la medicación, las instalaciones adecuadas y la vigilancia constante de un equipo de profesionales son garantía de salud y mejor calidad de vida.

Además, en Palau de Can Sunyer, nuestro horario de visitas es muy amplioPorque sabemos que todo nuestro cuidado no puede reemplazar al cariño de la propia familia, pero si complementarse. Por eso, te animamos a que vengas a conocernos.

Artículos Relacionados