¿Cómo controlar la medicación de familiares en avanzada edad?

control-medicament-residencia-palau-can-sunyer

¿Cómo controlar la medicación de familiares en avanzada edad?

Algunos consejos y técnicas para asegurarnos de que se siguen las dosis establecidas por los médicos.

Uno de los dolores de cabeza cuando se tienen personas mayores en casa y que requieren medicación es que se tomen la pastilla que toca cuando toca. Esta preocupación es mayor si además la persona padece algún tipo de dependencia o afección neuronal, lo que nos obligará a llevar el control nosotros.

Para no perder el patrón, ni los nervios tampoco, te recomendamos algunos consejos y técnicas para garantizar que los familiares que tenemos a nuestro cargo sigan las prescripciones de medicamentos.

  • Solicitar visita al médico: será este quien establecerá la correcta dosis de cada medicamento. Este también establecerá cada cuánto necesita hacer una nueva visita para analizar cómo va el tratamiento y determinará si es necesario, nuevas rutinas.
  • Ir a la farmacia: llevar a su farmacéutico/a de confianza las recetas y el patrón de dosis que haya establecido el médico. En el momento de hacer la compra puede pedir que le prepare el SPD (sistema personalizado de dosificación). En este blister encontrará las pastillas correspondientes para cada momento del día para toda una semana, de esta manera se reducen errores y se mejora el cumplimiento.

En este vídeo se explica brevemente en que consiste el sistema SPD que puede encontrar en las farmacias.

  • Hacer seguimiento de cada toma: en algunos casos podemos encontrar resistencia a tomar los medicamentos por parte de las personas mayores de casa, por eso es recomendable poder estar junto cuando toque cada dosis.
  • Establecer unas pautas simples y cómodas que faciliten la administración: asociar su administración con alguna actividad (comida) o hábito (acostarse) diario que refuerce su memoria. Asimismo, es preferible la administración de una única dosis al día para evitar olvidar alguna toma.
  • Evitar medicación sin prescripción: se debe procurar tratar síntomas habituales con medicación ya conocida y que se sabe que es bien tolerada.
  • Estar alertas a posibles reacciones adversas: debemos estar alerta a si después de modificar una dosis o haber iniciado un nuevo tratamiento observamos caídas, inmovilidad, confusión o incontinencia ya que pueden ser debidas a una reacción adversa farmacológica.

En Palau de Can Sunyer ofrecemos a las familias, la posibilidad de la preparación de la mediación en el sistema SPD/Blister para su familiar durante los días o semanas determinadas, en períodos de vacaciones o de ausencia del centro.

Raquel Nieto
Enfermera responsable Higiénico-Sanitaria especializada en curas y valoración en demencias y geriatría en general

Artículos Relacionados