Estudiar durante la Tercera Edad

estudiar durant la tercera edat

Estudiar durante la Tercera Edad

Estudiar durante la Tercera Edad es una opción para mejorar el estado de salud por muchos motivos. En el artículo damos más detalles acerca de esta actividad.

Las ventajas de estudiar cuando se es mayor

La Tercera Edad es una época ideal para replantearte objetivos. No en vano, dispones de más tiempo y de menos estrés. Para conservar durante más tiempo tus facultades psicológicas, te recomendamos que realices actividad intelectual.

Estudiar es una opción interesante para quien desea mejorar su salud mental. La primera ventaja es que puedes modular la cantidad a tu gusto y no estresarte. De esta manera, disfrutarás del estudio y no lo tomarás con presión.

El segundo elemento a considerar es que tienes más tiempo. Por lo tanto, y como no tienes la necesidad de estudiar para vivir, podrás aprender lo que te apetezca y al ritmo que lo desees. Este elemento es fundamental para que tomes el aprendizaje sin problemas.

Finalmente, no hay que olvidar que estudiar durante la Tercera Edad mejora la salud. Mantendrás la actividad neuronal a pleno rendimiento y esto sirve para prevenir o retrasar dolencias de esta índole. Por este motivo, es bueno realizar algún tipo de estudio o actividad intelectual que despierte la mente. A la larga, lo agradecerás en ese sentido.

Dicho de otra manera, estudiar durante la Tercera Edad es la oportunidad de vivir una segunda juventud. Por esta razón, son cada vez más los centros que ofrecen esta posibilidad. No te va a costar demasiado encontrar opciones de estudio, tanto si te quieres desplazar como si lo quieres hacer desde tu lugar de residencia.

Opciones de estudio

Lo cierto es que los planes de estudio se han adaptado a la nueva realidad social. Por lo tanto, te conviene estudiar las distintas posibilidades para que no tengas problemas.

Las principales universidades a distancia han implementado programas de estudio para mayores de 65 años. De esta manera, puedes estudiar cuando te apetezca y con todas las garantías de titulación. Los requisitos de acceso también se han flexibilizado y los mayores tienen otras posibilidades para los estudios.

Otra posibilidad, que se ha abierto paso los últimos años, es la de los cursos puntuales. Puedes aprender alguna habilidad o materia sin necesidad de afrontar un plan de estudios. El desarrollo de las nuevas tecnologías ha favorecido esta opción.

Por lo tanto, el abanico de opciones es muy amplio y, si lo deseas, podrás mantener tus capacidades cognitivas. Nunca es tarde para aprender y los estudios en la Tercera Edad son un ejemplo de lo que decimos.

Conclusión

Si quieres estudiar siendo mayor, puedes hacerlo desde la comodidad de la residencia de la Tercera Edad. En Palau de Can Sunyer disponemos de todo lo necesario para que tu estancia sea lo más agradable posible. Tienes la opción de adaptar los estudios al ritmo que más te apetezca. Te animamos a que contactes con nosotros para conocer con más detalle todas las posibilidades a tu alcance para ti y para tus seres queridos.

Artículos Relacionados