¡Hagamos la adaptación más fácil!

adaptacio-residencial-palau-can-sunyer-consells

¡Hagamos la adaptación más fácil!

Recursos y estrategias para facilitar el proceso de adaptación en los centros residenciales

El proceso de adaptación a una Residencia de la Tercera Edad puede resultar ser complejo y espeso. Ingresar en una residencia, significa a veces, romper con todo lo que te rodea, dejar atrás aquellas cosas más preciadas y separarse de aquellos que más quieres. Asimismo, también debemos tener en cuenta que el envejecimiento dificulta la adaptación a nuevos espacios y ambientes diferentes comportando así, una decisión difícil tanto para el anciano como para la familia.

Algunos artículos que nos hablan sobre el proceso de adaptación residencial, exponen que para las personas mayores, la vivienda es parte de su propia existencia y que todo lo que tienen en su casa (plantas, muebles, elementos decorativos etc) se convierten en un elemento constitutivo de la propia persona.

Uno de los papeles más importantes en el ámbito de la educación social es conocer cuáles son las necesidades de las personas que ingresan en el centro. Indagar en sus pasados para poder saber a qué se dedicaban, cuáles eran sus aficiones, dónde y cómo vivían y cuál era su día a día. Teniendo en cuenta esto, es necesario pues, que los centros residenciales acerquen estas experiencias cotidianas a sus residentes o bien que los usuarios tengan la oportunidad de acercarse a estas.

Desde La Residencia de Ancianos Palau de Can Sunyer, intentamos cuidar este aspecto y trabajar en función de las necesidades de nuestros residentes. Por este motivo, se han diseñado y programado algunas actividades específicas con el objetivo de que los usuarios del centro se sientan como en su casa. Un ejemplo de estas actividades ha sido la transformación de uno de los espacios exteriores de la residencia en un huerto / jardín. En este espacio, nuestros residentes, cuidan a diario de las hortalizas cultivadas y también de las plantas que se les ha proporcionado. De este modo, desde el centro, estamos acercando una de las dedicaciones más comunes de antes a nuestros abuelos y nuestras abuelas. Otro ejemplo de estas actividades son las salidas quincenales en el mercado de San Andrés de la Barca. El objetivo de esta propuesta es que los usuarios se acerquen al exterior, mantengan el contacto con su entorno más cercano y sigan sintiéndose integrados socialmente y comunitariamente.

Así pues, hay que seguir trabajando en este proyecto ya que éste, es uno de los aspectos que influenciará al hecho de adaptarse a una residencia y que hará que este proceso, sea para todos menos incómodo.

Laura Puig
Educadora Social graduada en Pedagogía especializada en logopedia y música con experiencia en dinamización de personas mayores

Artículos Relacionados