La importancia de la estimulación cognitiva en la tercera edad

estimulacion cognitiva en la tercera edad

La importancia de la estimulación cognitiva en la tercera edad

Con el paso de los años hay muchas funciones de nuestro cuerpo que van disminuyendo. Esto es aún más visible cuando se alcanza la vejez, momento en el que pueden suceder procesos degenerativos. Bien sea que esto ya haya ocurrido o no, la estimulación cognitiva en la tercera edad siempre es beneficiosa. Por un lado, puede ayudar a aquellos que ya han comenzado a perder algunas de sus capacidades en grado leve. Y por otro lado, ayudará a retardar este proceso en quienes aún están sanos.

¿Qué es la estimulación cognitiva?

La estimulación cognitiva es un conjunto de técnicas que tiene como fin mejorar aspectos relacionados con la actividad cerebral. Estos pueden ser la concentración, la memoria, algunas funciones ejecutivas, el lenguaje, la percepción y la capacidad de atención entre otras.

Esta estimulación va enfocada a aquellas capacidades y habilidades que se hallan en un estado normal o con un leve deterioro. Se podría decir que es la gimnasia mental que toda persona necesita para mantener en buen estado su cerebro.

Este conjunto de técnicas es muy valorado porque se han demostrado excelentes resultados en afectados por Alzheimer u otros tipos de demencia. No obstante, es beneficioso para todas las personas que se están adentrando en la tercera edad ya que su rendimiento cognitivo disminuye cada vez más.

¿Por qué es necesaria la estimulación cognitiva en la tercera edad?

En la juventud y la adultez nos mantenemos activos a diario con el trabajo, los hijos y otras obligaciones de la vida diaria. Nuestro cuerpo aún tiene fuerzas para ello, y estar ocupados de esta forma obliga a nuestro cerebro a trabajar constantemente.

A partir de la jubilación, no solo no se tienen obligaciones que nos mantengan ocupados, sino que además nuestro cuerpo se va deteriorando poco a poco. Esto hace que articulaciones, músculos y huesos pierdan fuerza. Por eso es por lo que el ejercicio físico es muy recomendable en la vejez. Igualmente sucede con nuestro cerebro, el cual cuando se encuentra en buen estado nos permite realizar acciones del día a día como caminar, tejer, escribir, leer, hablar, recordar el número de teléfono de alguien y muchas cosas más.

Para evitar que estas acciones nos cuesten demasiado y mucho más cada día, nuestro cerebro también tiene que hacer ejercicio. Esto se consigue a través de la estimulación cognitiva en la tercera edad. Por lo tanto, un buen conjunto de técnicas junto con la constancia ofrecerá resultados visibles en poco tiempo.

¿Qué tipo de técnicas de estimulación cognitiva en la tercera edad hay?

Cada persona es diferente y necesitará mejorar un aspecto u otro de su rendimiento cognitivo. En Palau de Can Sunyer contamos con un equipo de profesionales cualificados para dar atención personalizada. Ofreceremos las técnicas más adecuadas en su caso que tendrán como resultado una mejora en su calidad de vida.

Estas son algunas de las técnicas que se usan para la estimulación cognitiva en la tercera edad:

  • Fichas y cuadernos
  • Ejercicios de memoria
  • Tareas que obliguen a mantener la atención como escribir, leer, tejer, manualidades, etc…
  • Actividades para pensar que requieran una solución

Si quieres más información sobre todos los programas de estimulación cognitiva en la tercera edad que tenemos ya sea en el centro de día o en la residencia permanente, contáctanos y te daremos asesoría personalizada para ti o tu familiar tan querido.

Artículos Relacionados