La importancia de la familia en la tercera edad

La importancia de la familia en la tercera edad

La importancia de la familia en la tercera edad

Dejar a nuestros mayores en una residencia no tiene ni mucho menos por qué catalogarse de abandono. Es simplemente una manera de que estén cuidados todo el tiempo, algo a lo que nosotros quizá no podemos llegar por nuestras obligaciones diarias. Aun así, preocuparnos por ellos y seguir mostrándoles nuestro cariño es esencial, pues la familia en la tercera edad juega un papel muy importante.

La familia en la tercera edad y el papel que juega

Nuestros padres, abuelos, tíos o demás familiares que han llegado a la tercera edad, se ven sometidos a muchos cambios que les puede ocasionar tristeza. Es por ello que el apoyo de la familia en esta etapa de la vida es esencial. ¿Por qué?

  • Los ayuda a sentirse queridos.
  • Les sube la autoestima.
  • Se sienten útiles.
  • No sienten a soledad ni el abandono.
  • Aumenta la alegría y evitan el aburrimiento.

Pensar en el ingreso en un centro de mayores de nuestros familiares, no es una decisión fácil, ni era nosotros ni para ellos. Aunque sepamos que están bien cuidados, siempre sentiremos la necesidad de verlos y hacerles sentir que aún estamos ahí para ellos, siempre.

¿Cómo podemos hacerlo?

Hacer sentir que se tiene una familia en la tercera edad

Hay muchas cosas que la familia puede hacer por sus mayores, aunque estos estén internados en un centro. Estos son algunos consejos:

  • Llamadas telefónicas. ¿Recuerdas cuando tus padres o abuelos vivían en su casa? Es posible que los llamaras cada día.Pues aún puedes seguir haciéndolo. Que no sientan que están allí porque su familia los ha olvidado o porque no los quieren. Una llamada diaria puede darles esa pizca de amor y subida de autoestima que necesitan.
  • Una carta o postal. Enviarles una carta, un mensaje de texto si tienen móvil o una foto firmada por la familia, es un gesto precioso que de seguro tus familiares agradecerán.
  • Pasar tiempo con ellos. En los centros de la tercera edad, como en Palau de Can Sunyer, se permiten las visitas de familiares y pasar tiempo con ellos. Podréis ver la tele, jugar, conversar, tomar café o té juntos. Los momentos juntos serán una inyección de ánimo para ellos.
  • Hacer cosas juntos. Dependiendo del estado en el que esté el paciente, en ocasiones es factible sacarlo por un día para comer con la familia. Otra opción es llevar comida preparada y comer juntos en el centro. Solo habla con el personal para saber si alguna de estas opciones son viables.
  • Llévales a sus nietos. Seguro que una de las cosas que más extrañan es cuidar de sus nietos. Lleva a tus hijos y deja que se queden con sus abuelos a solas. Diles que los cuiden, será una forma fantástica de hacer que se sientan útiles y de que sientan el amor y el cariño de su familia.

Conclusión

Si tienes a alguno de tus familiares en una residencia, no olvides que la familia en la tercera edad aún tiene un papel importante que cumplir. Sigue visitándolos y preocupándote por ellos.

Y si tienes alguna duda o pregunta sobre lo que puedes o no hacer con ellos dentro y fuera del centro, puedes consultarnos sin ningún problema. ¡Te esperamos!

Artículos Relacionados