Las actividades al aire libre para la Tercera Edad

actividades al aire libre

Las actividades al aire libre para la Tercera Edad

En ocasiones tendemos a pensar que las actividades al aire libre no son para personas mayores. Nada más lejos de la realidad, y aquí lo explicamos con todo lujo de detalles.

Cómo disfrutar de las actividades al aire libre sin riesgos

Es importante que tengas presente que las personas mayores tienen una salud más delicada. Por lo tanto, cuestiones como el abrigo o la dosificación en los esfuerzos toman más importancia.

Dicho esto, sí hay distintas disciplinas que se pueden practicar sin problema como el running, el ciclismo o los deportes en equipo. La principal idea es que, si te quieres mantener en forma, hay formas de lograrlo. A la larga, sí has de tener un determinado seguimiento para sacarle el máximo partido.

El segundo aspecto a destacar es la programación de actividades. Un error recurrente es pensar que la actividad física no tiene que estar controlada. Si un día te apetece correr, está bien, pero a estas edades conviene que sepas hasta dónde puedes llegar.

Por otra parte, ten presente que las actividades al aire libre tienen limitaciones climáticas. Tienes que buscar un sustitutivo en invierno si lo que quieres es hacer deporte sin estas limitaciones prácticas.

1. Consejo del facultativo

Si eres una persona mayor y quieres hacer ejercicio, has de consultar a su facultativo si tienes dudas. Si bien es cierto que con quien tiene experiencia no suele ser necesario, sí habría que tomar precauciones con quien no la tenga. El resultado será que se podrá disfrutar más de la práctica del deporte y con seguridad.

2. Planificación mensual

Cuando inicies las actividades físicas al aire libre, es bueno que hagas una planificación mensual. Este aspecto es fundamental si quieres mejorar tu salud o algún aspecto orgánico. Además, conviene diferenciar aquello que se hace por devoción de las obligaciones por salud. Las personas tenemos tendencia al caos y si algo no nos gusta mucho lo acabamos dejando, así que conviene poner pautas de actuación.

3. Comprobar los progresos

La práctica cotidiana del ejercicio te ayudará a mejorar tu bienestar, aunque convendrá que realices una comprobación de los progresos. En casos poco graves puedes hacerlo tú mismo pero, si ha habido prescripción facultativa, mejor que se encargue de revisarlo tu médico. Por otra parte, este tipo de seguimiento va a servir para cambiar lo que te interese y mejorarlo.

Conclusión

Las actividades al aire libre son una opción para mejorar tu calidad de vida. Ahora bien, cuando somos mayores se hace importante que revisemos determinados aspectos. En Palau de Can Sunyer contamos con un equipo de profesionales para cuidar de tu salud si quieres vivir en una residencia de la Tercera Edad. Tenemos médico, psicólogo, fisioterapeuta y animador.

Estamos convencidos de que te podemos ayudar a mejorar tu calidad de vida. Te animamos a que nos contactes si eres mayor y quieres vivir con todas las comodidades a 30 minutos de Barcelona. Ofrecemos servicio de residencia y centro de día. Si eres mayor o tienes un ser querido dependiente, esta es una buena opción.

Artículos Relacionados