Las mascotas en la Tercera Edad

Las mascotas en la Tercera Edad

Las mascotas en la Tercera Edad

Es bastante común contar con mascotas en casa. Lo que quizás no se sabe tanto es que tienen una aplicación terapéutica, en especial para los mayores. En este artículo ofrecemos más detalles.

Ventajas de tratar con mascotas

Mucha gente cuenta con un perro, gato u otro animal como mascota en su casa. Tratar con una mascota es bueno para personas deprimidas porque nos hace estar activos y asumir responsabilidades. Ahora bien, también existe otra aplicación igualmente interesante que a veces no se tiene en cuenta. La terapia con animales es hoy una realidad en varias residencias. Si se realiza con la necesaria regulación y seguimiento, es francamente positiva.

La frecuencia dependerá de lo que se determine en cada caso. Últimamente, se viene utilizando una vez al mes, pero dependerá de las circunstancias de cada caso. Aunque lo mejor es realizar la terapia de forma colectiva, también se hace individualmente. En el caso de las residencias de la Tercera Edad, se trata de mejorar la salud. Aunque se pueden utilizar varias mascotas, lo habitual es que sean perros o gatos. No en vano, hay que tener en cuenta que algunos de los residentes son personas impedidas.

Por ejemplo, los perros se utilizan con fines terapéuticos. Esto sucede porque nos recuerdan la importancia que tienen para nosotros. Esta es la razón por la que es habitual que los animadores en las residencias de la Tercera Edad los utilicen. El vínculo que se genera entre mascotas y residentes es muy positivo, tanto para las personas que están en perfecto estado como para quien padece de una demencia. Sobre todo, ayudará a aumentar la autoestima y a ser conscientes de lo importantes que somos.

También existe la terapia con gatos. A diferencia de la terapia canina, esta es buena para activar. Los gatos, por definición, son más independientes. Si de lo que se trata es de activarte, esta es una forma interesante de conseguirlo. Por lo tanto, un buen animador sabrá cuál es el contexto adecuado de cada caso.

Las residencias de la Tercera Edad

En las residencias de la Tercera Edad, el objetivo es mejorar la calidad de vida de los mayores. Aunque es evidente que cada caso es un mundo, nuestros animadores y terapeutas ocupacionales diseñan el plan terapéutico para cada persona o grupo. La terapia de mascotas entraría dentro de esta categoría. En los últimos años, distintos estudios han validado la efectividad de un método que, intuitivamente, se utilizaba desde hacía siglos. Utilizar este refuerzo positivo de forma sistemática en determinados casos puede ayudar, y mucho.

Palau Can Sunyer es un centro residencial para las personas de la Tercera Edad. Contamos con la infraestructura de centro de día y de residencia permanente. Si buscas un sitio tranquilo pero con todas las comodidades para ti o para un ser querido, esta es una buena opción. Podrás adaptar la estancia en función de lo que necesites o prefieras. Te animamos a que nos visites mejor para conocer todo lo que tenemos a tu disposición.

Artículos Relacionados