Los juegos de mesa como dinamizadores de la actividad mental

juegos de mesa

Los juegos de mesa como dinamizadores de la actividad mental

Uno de los objetivos de la estancia en las residencias de la Tercera Edad es mejorar la calidad de vida. En este artículo te explicamos cómo conseguir eso gracias a los juegos de mesa.

Beneficios de los juegos de mesa

En primer lugar, hemos de indicar que son varios los juegos de mesa que podemos utilizar. Además, podemos modular la dificultad en función de los gustos o velocidad mental de cada persona. El ajedrez, la oca, el parchís o las damas son algunas de las opciones. Otras posibilidades, aunque no estrictamente de mesa, son los juegos de cartas, con indudable atractivo entre la gente de edad avanzada.

Por otra parte, un beneficio evidente es el entretenimiento durante ese tiempo. No en vano, el tiempo pasa más rápido cuando estamos jugando. Esta es una forma interesante de no aburrirse en días desapacibles. Si quieres socializar, este es un pretexto para conseguirlo.

Además, la práctica de juegos de mesa aporta otra serie de ventajas. Servirá para que las capacidades cognitivas se mantengan en buen estado. Está demostrado que se consigue que una persona que realiza actividad mental diaria tiene mejor salud neurológica y en los pacientes con demencias, es una manera de retrasar los efectos y por eso se aconsejan.

Por otra parte, hay juegos adaptados a distintos niveles de dificultad. De esta manera, será difícil no encontrar el que guste a los residentes.

No obstante, es importante que digamos que no todos los juegos tienen la misma capacidad. En algunos se prima la estrategia, en tanto en cuanto hay que combinar distintas posibilidades. Ahora bien, en otros casos se priorizarán aspectos como la simple diversión. En cualquier caso, este tipo de juegos nunca son perjudiciales, de manera que los podemos recomendar para cualquier público.

Por estos motivos, es habitual que la práctica de los juegos de mesa sea una medida terapéutica. Son muchos los profesionales que los recomiendan y, dentro de una residencia de la Tercera Edad, los psicólogos, terapeutas o animadores.

Conclusión

Si tienes necesidades especiales o, simplemente, te apetece vivir con otras personas, una residencia de la Tercera Edad es una buena opción. Hoy contamos con un equipo de profesionales en geriatría especializados que pueden atender tus necesidades. Además, organizamos varias actividades al año para el disfrute de nuestros residentes. También es una posibilidad si tienes algún ser querido porque, en determinados casos, estará mejor tratado con cuidados especiales.

Los juegos de mesa son una opción para todas las edades. Ahora bien, en los mayores los beneficios son diversos porque les permiten estar atentos y retrasar el envejecimiento neuronal. Por este motivo, y más allá de lo que ellos decidan jugar, los miembros del equipo terapéutico de las residencias los introducen. Así, se cumple con el objetivo de garantizar durante más tiempo una salud mental en buenas condiciones.

En Palau de Can Sunyer contamos con toda la infraestructura necesaria material y humana. Además, el entorno paisajístico es incomparable, puesto estamos rodeados por el Macizo de Montserrat, a 30 minutos de Barcelona. Te animamos a que contactes con nosotros para conocer con detalle todos los servicios que ofrecemos.

Artículos Relacionados