La musicoterapia, como estrategia para la educación emocional y la expresión musical

musicoterapia

La musicoterapia, como estrategia para la educación emocional y la expresión musical

Os explicamos cuáles son los beneficios que aporta la musicoterapia a la salud y al estado de ánimo de las personas de avanzada edad

La medicina, una de las ciencias principales para el desarrollo del ser humano, dedicada al estudio de la vida, la salud y las enfermedades, ha tenido un gran avance en los últimos años. Las generaciones más actuales han podido estar presentes en el gran desarrollo de esta ciencia que ha trabajado durante mucho tiempo para obtener grandes cambios en el bienestar de las personas.

Es cierto que la medicina convencional ha luchado siempre para preservar la condición de las personas y para conseguir al mismo tiempo un conocimiento muy elevado sobre el funcionamiento del cuerpo humano y de la prevención de enfermedades importantes. Por este motivo, la gran mayoría de los habitantes de nuestra sociedad conoce el funcionamiento de la medicina moderna y se adapta a sus propuestas, creyendo totalmente en su plena eficacia.

Desde tiempos remotos pero, a existido desde siempre otro tipo de medicina descrita como medicina “alternativa” proveniente de diferentes lugares del mundo que ha sido utilizada durante miles de años. Este tipo de medicina se basa en el conocimiento científico del cuerpo humano pero tratando a las personas de manera completa teniendo en cuenta tres aspectos fundamentales que hacen referencia al cuerpo, la mente y el alma.

La práctica de la medicina alternativa no se basa en cirugías ni en los fármacos habituales sino que busca la integridad del cuerpo humano y tiene en cuenta a las personas como unidad, donde las dimensiones físicas, mentales, emocionales y espirituales están unidas entre sí. Del mismo modo que la medicina convencional está dividida en diferentes campos, en la medicina alternativa pasa exactamente lo mismo. El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (National Center for Complementary and Alternative Medicine, NCCAM) de Estados Unidos agrupa las diferentes técnicas de la medicina alternativa en cuatro áreas:

  • Prácticas con base biológica: Complementación de la dieta normal de una persona con nutrientes, plantas medicinales, extractos y alimentos puntuales.
  • Terapias de manipulación y basadas en el cuerpo: Prácticas centradas en los sistemas y las estructuras del cuerpo humano.
  • Intervenciones para la mente y el cuerpo: Prácticas que utilizan la conexión que existe entre la mente, el cuerpo y el alma para crear un mayor bienestar general.
  • Terapias energéticas: Pretenden restaurar los desequilibrios que se producen en la energía natural del cuerpo humano.

Desde la residencia Palau de Can Sunyer trabajamos para complementar la medicina convencional con prácticas alternativas como la disciplina de la musicoterapia la que utiliza la música para mejorar el funcionamiento físico, psicológico, intelectual y social de las personas mayores con el objetivo de crear un mayor bienestar en ellas.

La práctica de la musicoterapia

La musicoterapia es la utilización de la música y sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) realizada por un musicoterapeuta calificado con un paciente o grupo, en un proceso creado para facilitar, promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje , el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.

La musicoterapia tiene como finalidad desarrollar potenciales y restaurar las funciones del individuo de manera que éste pueda lograr una mejor integración intrapersonal e interpersonal y consecuentemente una mejor calidad de vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento. La musicoterapia se desarrolla profesionalmente tanto en el ámbito público como en el privado, en grupo o individualmente.

El musicoterapeuta implementa dispositivos para la admisión y el seguimiento en un tratamiento musicoterapéutico. Utiliza instrumentos musicales, música editada, grabaciones, sonidos corporales, la voz y otros materiales sonoros.

Los efectos de la música en la conducta

  • Tempo: El tempos lentos entre 60 y 80 pulsaciones por minuto dan impresiones de calma, sentimentalismo, serenidad, ternura y tristeza. Los tempos rápidos de 100 y 150 pulsaciones dan impresiones alegres, excitantes y vigorosas.
  • Ritmo: Los ritmos lentos producen paz y serenidad y los rápidos suelen producir la activación motora y la necesidad de exteriorizar sentimientos, aunque también pueden provocar situaciones de estrés.
  • Armonía: Los acuerdos consonantes están asociados al equilibrio, el reposo y la alegría. Los acuerdos disonantes se asocian a la inquietud, el deseo, la preocupación y la agitación.
  • Tonalidad: Los modos mayores suelen ser alegres, vivos y graciosos provocando la extroversión de los individuos. Los modos menores evocan el intimismo, la melancolía y el sentimentalismo, favoreciendo la introversión de los individuos.
  • Altura: Las notas agudas actúan frecuentemente sobre el sistema nervioso provocando una actitud de alerta y aumento de los reflejos. Los sonidos graves suelen producir efectos pesimistas o una tranquilidad extrema.
  • Intensidad: Un sonido o música tranquilizante puede irritar si el volumen es mayor que lo que la persona puede soportar.
  • Instrumentación: Los instrumentos de cuerda suelen evocar el sentimiento por su sonoridad expresiva y penetrante. Los instrumentos de viento destacan por su poder alegre y vivo. Los instrumentos de percusión se caracterizan por su poder rítmico, liberador y que incita a la acción y el movimiento.
Laura Puig

Educadora Social graduada en Pedagogía especializada en logopedia y música con experiencia en dinamización de personas mayores

Artículos Relacionados