La relación de los abuelos con los nietos

abuelos

La relación de los abuelos con los nietos

Los abuelos tienen una oportunidad para desarrollar su vida afectiva con la familia. En el artículo te explicamos por qué es bueno mantener relación con los nietos.

Relación entre abuelos y nietos

En primer lugar, es importante recordar que la función de un abuelo no es socializar a su nieto. Para ello, ya están los padres, que son los que tienen que imponer un criterio.

Un abuelo tiene la oportunidad de enseñar a sus nietos cuestiones vitales pero sin la presión que comporta la posición paterna. Por otra parte, también puede compartir aficiones y, de esta manera, pasar un rato divertido. Las tardes entre las dos generaciones son una oportunidad para conocer y para que los pequeños lo pasen bien con la supervisión de un mayor.

Por este motivo, es relativamente habitual que un abuelo lleve a su nieto al fútbol o a espectáculos musicales o circenses. También es común que salgan a merendar juntos. No ha de extrañar que las primeras experiencias de ocio de una persona sean con los abuelos. De esta manera, ambas generaciones comparten experiencias.

Si algo caracteriza a ese vínculo es la voluntariedad. Abuelos y nietos se relacionan lo que les apetezca, de manera que puede ser una experiencia muy bonita. Aunque es bueno que los padres inculquen a sus hijos el respeto a los mayores, no hay que forzar la relación.

Cómo relacionarse con el abuelo si está en una residencia

La relación con una persona que vive en una residencia tiene una serie de particularidades. Entre ellas, la más importante es que los horarios están pautados. Por este motivo, lo conveniente es adaptarse a las necesidades de los mayores.

Otro aspecto es que cada persona tiene unas circunstancias específicas que obligan a tomar determinadas decisiones. Hay personas mayores que pueden salir de la residencia con normalidad mientras que otros tienen problemas de movilidad. Por otra parte, conviene que valores cuál es el estado cognitivo de la persona para saber qué puede hacer. En los últimos años ha habido un interés por parte de muchos en fomentar estos vínculos porque tienen un efecto terapéutico.

Si tienes a tu padre o madre en una residencia, el consejo es que fomentes en la medida de lo posible la relación con tus hijos. Ambos van a salir beneficiados y tú te sentirás mejor. En cualquier caso, es bueno que recuerdes que la responsabilidad última la vas a tener tú.

Conclusión

Si tienes un ser querido en situación de dependencia, te animamos a que contactes con Palau de Can Sunyer. En la residencia de la Tercera Edad disponemos de todos los medios necesarios para que no te tengas que preocupar por este tipo de situaciones. Conseguirás que tus mayores mantengan una buena calidad de vida. No dudes en contactarnos si necesitas más información.

Estamos convencidos de que te podemos echar una mano porque contamos con un equipo profesional altamente cualificado (médicos, psicólogos, fisioterapeutas) y unas instalaciones a la última. Además, somos residencia de mayores y centro de día.

Artículos Relacionados