Residencia de ancianos en Abrera: siempre cerca de casa

residencia de ancianos en Abrera

Residencia de ancianos en Abrera: siempre cerca de casa

El bienestar de nuestros mayores es una de nuestras principales preocupaciones. Sobre todo cuando no podemos cuidar personalmente de ellos. Es importante encontrar un sitio donde ellos se sientan cómodos y a gusto. Por eso te recomendamos nuestro centro, una residencia de ancianos en Abrera donde dispondrán de todos los servicios cerca del que siempre fue su hogar.

Por qué elegir una residencia de ancianos en Abrera

Abrera es una localidad de las que hoy en día se consideran pequeñas. Los vecinos de los barrios todavía se conocen entre sí. Sobre todo aquellos que han vivido en el municipio desde hace muchos años. Cuando una persona mayor ingresa en una residencia, bien por voluntad propia o bien por decisión de sus familiares, se producen cambios muy dramáticos en su vida. Uno de ellos es alejarse de sus vecinos, de los comercios que solía visitar. Su vida, tal como la conocía, deja de existir. En definitiva, no solo se pierde la dependencia. También se da una situación de desarraigo. Para evitar esto, escoger una residencia de ancianos en Abrera o en las inmediaciones es una buena opción.

Si la familia vive en el propio Abrera las visitas serán más habituales y la aclimatación del anciano a su nueva situación resultará menos traumática. El Palau de Can Sunyer se encuentra a poco más diez km de Abrera. Combina los mejores servicios geriátricos con la cercanía. Se cumple así una de las diez normas básicas para elegir residencia: minimizar el impacto causado por el ingreso.

Servicios de nuestra residencia de ancianos en Abrera

En Palau de Can Sunyer hemos diseñado nuestras instalaciones para que cumplen con todas las necesidades de los ancianos que viven con nosotros, pero de lo que nos sentimos más orgullosos es de nuestro equipo de profesionales.

Por una parte contamos con un servicio de evaluación y tratamiento de enfermedades neurológicas. Porque la detección es tan importante como el tratamiento o más cuando se trata de patologías que afectan al cerebro.

También disponemos de un servicio profesional de rehabilitación y fisioterapia. Deseamos que nuestros residentes sean tan independientes como sea posible durante el mayor tiempo posible. Y trabajamos en ello con un equipo de personas dedicadas en cuerpo y alma.

Pero la terapia no lo es todo, ni mucho menos. Las personas que escogen Palau Can Sunyer como su residencia de ancianos en Abrera no son tratados como enfermos. Nuestros ancianos son, antes que nada, personas. Y las personas necesitamos de un tiempo de ocio de calidad. Ahí es donde entra en juego nuestro equipo de animación.

Como la autoestima también es muy importante, disponemos de nuestra propia peluquería. También de podólogo, uno de los servicios más demandados por personas mayores de todos los ámbitos.

Si estás buscando una residencia de ancianos en Abrera te animamos a que vengas a conocernos. Te encantarán nuestras instalaciones, pero lo que verdaderamente te convencerá es ver a nuestros residentes, felices, seguros y bien tratados. Ponte en contacto con nosotros y concierta una visita.

 

Artículos Relacionados