Las vacaciones en la Tercera Edad

vacaciones en la Tercera Edad

Las vacaciones en la Tercera Edad

Siempre es bueno tener unos días de asueto y cuando somos mayores no es una excepción. Te explicamos con detalle qué debes saber al hacer vacaciones en la Tercera Edad.

¿Qué he de tener en cuenta al preparar las vacaciones en la Tercera Edad?

Aunque las personas mayores pueden hacer vacaciones, sí es importante que tomen unas precauciones adicionales. No en vano, se trata de disfrutar, no de pasarlo mal. Por ese motivo, tener en cuenta algunos aspectos es muy importante.

En primer lugar, hay que tener claras las características del lugar al que vas. Comprueba si exigen algún tipo de vacunación especial, enfermedades infecciosas u otro elemento que tengas que considerar. También es bueno que conozcas el clima del lugar y, en el caso de ser templado, la estación del año. No en vano, hay que adaptarse a cada circunstancia.

Otro elemento a tener en cuenta es la situación de tu propia salud. Esto es fundamental porque eso servirá para modular el periodo de tu viaje y la lejanía del mismo. Si no estás en condiciones, deberías replantearte la posibilidad de no marchar.

Por otra parte, en el caso de que tengas limitaciones funcionales, igual te interesa hacer el viaje acompañado. Lo fundamental es que rijas perfectamente, pero deberías saber qué es lo que puedes hacer y qué no. Notarás la diferencia y te ahorrarás disgustos innecesarios.

Finalmente, deberías comprobar que el lugar donde haces vacaciones cuenta con la infraestructura necesaria. De esta manera, resultará mucho más fácil tomar decisiones; no en vano, has de pensar que muchos hoteles y complejos hoteleros ya cuentan con servicios de salud para el público senior.

¿Puedes hacer vacaciones en la Tercera Edad en una residencia?

Si vives en una residencia de la Tercera Edad, puedes hacer vacaciones. Sin embargo, es imprescindible que sigas una serie de pautas para que no haya problemas.

En primer lugar, piensa que deberías consultar a los facultativos. Si estás en plenitud de facultades mentales, tienes la última palabra, pero es muy recomendable que te pienses dos veces si debes o no salir. Recuerda que a cierta edad hay que redoblar las precauciones para que no haya problema.

Por otra parte, has de compatibilizar el calendario. Para ello, te recomendamos que te organices para coincidir con los eventos de tu agrado. Piensa, además, que para ausentarte de la residencia tendrás que comunicarlo y firmar.

En definitiva, las vacaciones en la Tercera Edad son una opción interesante.

Conclusión

Siempre estás a tiempo de pasar unos días de ocio divertidos. Por lo tanto, las vacaciones en la Tercera Edad son una buena opción que no es incompatible con vivir en una residencia con todas las comodidades. Si estás atento a determinados detalles, no te tendrás que preocupar.

En Palau de Can Sunyer disponemos de una amplia gama de posibilidades a vuestro alcance para pasar esta etapa de tu vida con todos los servicios necesarios. Os animamos a que contactéis con nosotros para conocer horarios, precios, plazas y servicios. Te atendemos a ti o a tus seres queridos.

Artículos Relacionados